Archivo | mayo 2011

Mis noches sin ti…

Mis noches sin ti,

esta cama vacia,

impregnada de tu varonil aroma.

Entre frias sabanas,

añorando tus calidos abrazos,

reviviendo ardientes momentos.
En mi boca,

quedó el sabor de tus besos,

esos labios recorriendome entera.
Rodeada de cuatro paredes,

aguardando tu regreso

ansionsa por tenerte.
Deseando amarte hasta el amanecer,

en todo complacerte,

vas a enloquecer,
Hoy,en soledad dormiré,

mañana contigo estaré,

y de ti me saciaré.

Magda Lluna

©Derechos reservados

 
Anuncios

Señora

Señora,
deje a su hijo vivir,
no sea su sombra.
Su exagerada protección,
le encerró en un caparazón,
su juventud arruinó.
A mi lado,
es feliz,
jamas le causaría dolor.
Cuando le conocí,
era un hombre melancólico,
callado e inseguro.
Sus miedos olvidó,
mi corazón robó,
en el se instaló.
Cierto, mi existencia ocultó,
evitando este memento,
aunque no la temo.
Señora,
usted tiene su lugar,
nadie mas lo puede ocupar.
Respete nuestra vida,
no busque rencillas,
por el bien de los tres.
Magda Lluna

©derechos reservados

En el instante que mi alma abandone mi cuerpo -Dueto Antonio Escobar Mendivez-Magda Lluna

En el instante, que mi alma mi cuerpo abandone,
después de ver mi vida pasar,
aceptando mis errores,
enfrentándome a mis temores.

En ese instante, el paisaje del cielo nacarado
atrapará tus alas de gaviota
tu vuelo azul marino
para estamparlo en estante de nubes-

Tras la luz volaré,
liviana como el aire,
feliz como la luna,
de la mano de un ángel,
que a tu lado me llevará.

Serás rayos de luz
jugando con el viento
meciendo tus pisadas
con mis manos
en la conjugación de las caricias.

En el mundo donde ahora estás,
en tu esencia me guardas,
paciente, mi llegada esperas,
deseando, de nuevo abrazarme,
juntos eternamente.

Laguna de perfumes
un oasis de luz nos ilumina,
mis pisadas esperan tu ternura
llamarada de besos iluminando
tu boca de cerezas.

En ese lugar,
nada nos va a separar,
cumpliendo aquella promesa,
a los pies de tu cama
el día de tu partida.

Este es el sitio
donde crece el amor y sus latidos
¿Recuerdas tu promesa al despedirnos?
Ahora solos tu y yo como el mar y la playa
en la repetición de la dulzura.
Antonio Escobar Mendivez-Magda Lluna
©Derechos reservados