Archivo | mayo 2015

Apartar las piedras que nos limitan al avanzar

Featured image

El humano suele tropezar en más de una ocasión con la misma piedra, muchas veces por gusto, como reincidir en mantenerse cerca de personas cuya presencia no es conveniente por su modo de ser, maneras poco correctas, personalidad asfixiante, enamorarse del mismo prototipo de hombre o mujer, relaciones condenadas al fracaso no sin antes atravesar un camino de adversidades, seguir vinculado a un circulo que gira pero no conduce a ningún lugar, empeñarse en realizar algo que nos queda grande, simplemente escuchando halagos vacíos carentes de fundamento pero preferimos regalarnos los oídos , pero a pesar de eso ahí estamos, sabiendo que simplemente es una pérdida de tiempo, la lista sería larga…

Quizás por alimentar el ego de sentirnos seguidos o falsamente adorados, cerramos los ojos a la realidad, cuando la forma de levantar el vuelo es alejarse de las nubes grises que tarde o temprano descargaran tormentas. El verdadero valor de cada uno no se mide por la cantidad de personas que nos rodean, sino por la calidad humana, la sinceridad al hablarnos, no se es malo por una crítica que no sea de nuestro agrado, al contrario ayuda a superarse, por el afecto que nos tienen, aquellos que nos aprecian de modo transparente no se alejan, en ocasiones en silencio, pero siempre están cerca, en definitiva apartar las piedras dañinas que nos harán la zancadilla en cada paso que las encontremos, con el tiempo  se convierten en rocas que nos limitan al  avanzar.
Magda Jardí
©Derechos reservados

Anuncios

Soledad momentánea un baño de paz interior.

Featured imageLas personas que disfrutamos de la soledad momentánea, sea  simplemente un día, sabemos lo beneficiosa que resulta, a pesar de que nos encanta relacionarnos, que somos sociables, es el punto ideal para dedicarnos a nosotros, a nuestro ser interior, podríamos denominarlo ‘un baño de paz’, es cuando te enfrentas a tus pensamientos, afrontas tus conflictos internos pacientemente, valoras más a los que te acompañan habitualmente, recargas la energía, te renuevas, es un ejercicio muy reconfortante y recomendable que muchas personas son incapaces, pues sin bullicio, mil conversaciones rodeándole, de las que no consiguen seguir  el hilo, gentes de aquí para allá a las que llaman ‘amigos’ pero que no conocen realmente, porque aquel que no encuentra a si mismo nunca llegará al fondo de otro.

En el día a día todos necesitamos de otros seres que nos compartan algo de su luz, alejarnos de los que transmiten oscuridad o nos resulten tóxicos  sus auto conflictos  nos pueden dañar de algún modo y más si somos sensibles, nos tragamos todo aquello que son pesadumbres para ellos, pero estos espacios en nuestro universo personal, en los que estamos cara a cara con nuestra realidad son muy necesarios para proseguir nuestro caminar, crecimiento personal y aceptar nuestra valía como ser humano.

Quien no va tras una estrella no acaricia la luna…

Featured image

Los humanos estamos dotados de la capacidad de reflexionar, meditar, buscarnos en nuestros adentros, es un tiempo de paz y silencios, algo que algunas personas rechazan, quizás por temores a la realidad, es más fácil  desconocerse y crear una auto imagen  a nuestra conveniencia, de ahí los egos injustificados ( aunque el ego desmesurado nunca es justificable), narcisismos, complejos de superioridad, algo que suele afectar a   personas de  baja autoestima con un yo irreal en su mente pero  con muchas carencias emocionales y complejos que suplen comportándose como quien sabe más que nadie, bañados de soberbia  cuando son quienes precisan la mayor de las ayudas, también porqué el primer paso es  hallar su paz , algo complicado en personas que viven en continuo conflicto con sí mismas…

Esos tiempos de auto visitarnos, ayudan a la limpiarnos, ha redescubrirnos y mejorar como ser humano, nunca es tarde  pulir aquellas motitas  de nuestro yo  de las que quizás no éramos conscientes que  estaban ahí y al toparnos con ellas nos disgustan, sentíamos que algo nos limitaba de algún modo en situaciones de la vida, pero sin saber el porqué. Son momentos necesarios y gratificantes en los que en soledad renaces, reforzado, un poco más’ sabio’, con las ´’pilas emocionales recargadas’ y con una visión más clara de lo que  somos realmente.

Vivir es una continua lucha para todos, dejando a un lado las batallas de cada cual y su modo de afrontar victorias y derrotas, la fuerza interior es la que nos ayuda a seguir tras nuestros pasos intentando encontrar el modo de alcanzar nuestros objetivos en la vida, quien no va tras  una estrella no acaricia la luna…

Magda Jardí

©Derechos reservados

Hoy escribo por escribir.

Featured image

Aquí estoy, refugiándome entre  mis pensamientos, simplemente con la intención de relajar la mente, no pretendo crear ningún texto que compartir, hoy escribo por escribir.

No siempre los mensajes que intentamos transmitir en los escritos se entienden tal cual tú pretendes, tal vez por qué no te expresas con claridad o el lector lo ve desde otro punto de vista, todo muy respetable, pues cada cual tiene su modo de sentir, asimilar aquello que lee.

Al dejar fluir lo que revolotea dentro de ti, abres las puertas de tú alma, quien no experimenta  o siente realmente esa  sensación gratificante no es capaz de entender la satisfacción de aquel insignificante logro para ti, aunque nadie pierda un segundo de su tiempo en leer tus bobadas, sin mirar hacia otro lugar, solamente centrándote en tú hacer, sea bueno o malo, es tú obra.

Recordar como fuiste capaz de escribir las primeras frases con sentido, con el tiempo, te conviertes en tú más duro juez, te exiges casi perfección,  buscando el modo de que la estética  acompañe las letras, el mensaje sea  lo más claro y comprensible, siendo tu propio modelo a seguir, no es difícil cuando esta afición es parte de ti y no una nueva experiencia o pasatiempo banal  , que  dormía  en tú interior, simplemente un día  por algo que sucede en tú vida, despierta y como una ráfaga de viento te empuja a tomar lápiz y papel o teclear esa inspiración de tus adentros, importándote poco si eres conocida, valorada, no te sientes por ello superior a otros, porque son tus pensamientos , sueños, anhelos, estado de ánimo lo que dejas en cada palabra, en esencia, lo haces para ti …