Archivo | junio 2015

Las aparaciencias engañan pero el instinto siempre acierta.

Featured image

En nuestro caminar tropezamos con distintos modos de ser, personas diferentes en pensamientos y actos, sin pretender ofender a nadie hay personas que sin motivo aparente nos provocan rechazo, intentamos conocerlas y cuanto más profundizamos menos son de nuestro agrado, se dice que las aparaciencias engañan pero el instinto siempre acierta.

Todos tenemos nuestros defectos, no existe en humano perfecto pero lo cierto es que el olor a toxicidad que depreden algunos a su paso es su tarjeta de visita a pesar de ser aceptados en apariencia con el tiempo se les ve como alguien a quien es preferible mantener a distancia, suelen ser personas variables, que les gusta ser foco de atención y si es necesario siguen a los que consideran lideres o ellos suponen que lo son, necesitan pulir sus conductas pues dejan mucho que desear no son capaces de ver que solo uno más que hace bulto aunque se empeñen en gritar más que nadie, hablar como si supieran lo que dicen, cuando en realidad solo emiten sonidos sin valor.

De vez en cuando es necesario plasmar pensamientos personales que posiblemente no tienen sentido pero alivia liberarlos, son como suspirar y deshacer un nudo emocional.

Los actorcillos que caminan por la vida

Featured imageEsos actorcillos que caminan por la vida, personas que fingen una personalidad que no es la suya para ser aceptados , son gentes  invisibles de por sí, pero cuyo afán de notoriedad lleva a comportarse de modo distinto a su esencia vacía, no dudan en manipular, apartar aquello que les molesta en su camino, seguir a quienes creen que brillan arrastrándose tras ellos si es necesario para lograr sus objetivos, inventar historias en las que son las victimas siempre culpando al resto del mundo de sus males, cuando ellos son el problema, no tiene sentido que todo el que se cruza en sus vidas  sea malvado, pero llega un día en que ese personaje al que dan vida, uno o diversos, dependiendo de los círculos en los que se muevan, les da la espalda, pues ellos mismos se delatan, no toleran ser contradichos , ignorados o superados por otros en esas situaciones no logran controlar su yo ficticio, no les queda alternativa que desaparecer en busca de otros entornos donde sean desconocidos y retomar esos personajes de su repertorio.

Es más sencillo ser uno mismo, te aceptarán las personas afines a ti, pretender ser apreciado por lo que uno no  es no lleva a ningún lugar tan solo a la soledad y amargura.

Esas gratas pequeñeces

Featured image

Tal vez nuestras vidas, no por elección, son muy ajetreadas y  prosaicas priorizamos las obligaciones y dejamos como algo secundario los detalles tan necesarios como una medicina cuando estamos enfermos, estos pequeños gestos son medicinas para el alma, la nuestra y la de aquel que los recibe,   pero llega un momento en el que sentimos la necesidad de hacerlo como es abrazar o besar a esa persona,  amigo, familiar  o alguien especial, que nos da tanta paz , buscarla y decirle cuanto la añoramos, regalarle una caricia o una sonrisa y con esa gran ´pequeñez, la haremos feliz, al saber que aunque pase el tiempo nunca la olvidamos, sintiendo nosotros una grata sensación como recargarnos un poco por dentro.
Magda Jardí
©Derechos reservados

Aprendiz de la vida.

Featured imageEsa etapa llamada madurez emocional, no siempre va a la par con la madurez física, muchas personas cumplen años, la madurez se refleja en su apariencia aunque quizás no en interior, viven en su mundo siguiendo la corriente del río simplemente, otras a su paso apartan las piedras, hacen camino y observan el paisaje, atrás quedan preguntas porque. aceptas y no por conformismo que todo es como debe y todo está en su lugar ahí se va colocando inevitablemente, a veces no te das cuenta que has llegado a esa etapa hasta que luchas por algo que  siempre estuvo frente a ti, entiendes que toda situación enriquece, los percances que en el momento nos provocan mal estar, desasosiego, sufrimiento, son los que más nos aportan en ese viaje al crecimiento interior, las personas se van colocando en su lugar en nuestro mapa emocional, aunque algunas se desvanezcan en las nubes, las que van quedando es porque tienen su espacio , a veces nos sorprendemos porque intentamos alejarnos de alguien porque creemos en aquel momento que no pertenece a nuestro paisaje pero con el tiempo entendemos que está ahí por algún motivo, dejamos de lado algo que nos incomoda pero regresamos a ello éramos nosotros librando una tormenta interna, nuestros rayos y truenos los proyectábamos donde no debíamos, cuando vemos el pasado como una parte de nuestra historia, pero quedó atrás, hay que vivir en el hoy, disfrutando los momentos como únicos, sin lamentar lo que pudimos hacer, cuanto nos perdimos, ciertas decisiones, porque ya no se puede cambiar.

Desde mi visión como aprendiz de la vida, llegas a esa madurez cuando te guías más por tus impulsos e intuiciones, a veces el razonar tan solo lleva a confusiones y más dudas conduciéndote  al mismo lugar pero por caminos menos simples, cuando te  valoras y aceptas tapándote los oídos a palabras ajenas, cuando aprecias aquello y aquellos que te rodean  porque todo y todos te enriquecen humanamente.

Esta entrada fue publicada en 14 junio, 2015. 1 comentario