Archivo | enero 2016

La vida es avanzar y aprender

En algunos momentos de nuestras vidas, quizás cuando no sabemos en qué mar navegamos ni hacia qué orilla  buscamos más allá.  nos inventamos  un objetivo al que llegar, sentimos que nuestra vida no es la que soñamos, aunque dudo que alguien logre la vida que siempre imaginó, nos encaminamos hacia lugares a los que no merece la pena llegar,  suelen ser espejismos, ilusionandonos con personas a las que idealizamos cuando tan solo muñecos parlantes que acaban dañandonos y  son capaces,antes de desaparecer, de dejar nuestra realidad ‘patas arriba’ algo muy arriesgado porque podemos perder piezas de nuestro puzzle que quizás no logremos recuperar, desear ser ese que aparentemente su vida es perfecta pero que no siempre todo es como se ve desde afuera sin aceptar que tú eres tú  siempre puedes intentar mejorar en todos los aspectos , enfrentarte a  los problemas que vas aparcando en lugar de esconderlos  tarde o temprano te plantarán cara y quizás te sorprendas, buscarte y reconocerte, valorar lo que eres con tus defectos y cualidades creciendo humanamente, aceptar tu vida o cambiarla si no te satisface pero no tapar tu realidad con pequeños parches que no son soluciones.

La vida es avanzar y aprender no vivir tapando la realidad con fuegos artificiales .

©Derechos reservados

Anuncios

Perder la realidad por una fantasía

 

No pretendo ser juez de nadie ni me gusta ser juzgada por mis actos, creo en la libertad del hacer, cada cual actúa como mejor cree pero el mal hacer tarde o temprano pasa factura.

La vida es para ser disfrutada siempre teniendo en cuenta el no causar daños a otros que están cerca, aquellos con los compartimos nuestras alegrías, pesares, los que nos apoyan cuando vamos de caída o están ahí con esa mano tendida para levantarnos, los que nos dan cariño para seguir caminando, a esos seres con  los que mantenemos un vínculo afectivo o de amistad en la plenitud del término.

El vivir desenfrenados pasando por encima de todos aquellos que nunca nos darán la espalda, tan solo pensando en divertirnos, en acompañarnos de personas con fecha de caducidad en nuestro paseo por la vida que en un momento dado nos pintan un mundo distinto pero irreal, nuestra vida es la que es, a no ser que se de carpetazo y comencemos de cero dejando atrás tanto solo por algo que no nos aporta nada, aunque a simple vista y con la mente cegada sintamos que es lo mejor que nos ha pasado en la vida, aunque que cuando recobremos la luz, es inevitable que suceda,   el único pensamiento sea el de huir sin mirar atrás pero la tela de araña tejida alrededor nuestro no nos permita salir de ahí, además de que ya no quede nadie ni nada donde regresar porque por una fantasía se nos fue la realidad.

©Derechos reservados

Ese viaje llamado vida

 

La vida te va marcando el camino a seguir, no siempre es benévola, a veces hay que aprender  a ‘bailar bajo la lluvia’ haciendo malabares para no caerte, pero con tu fuerza interior aguantas el tipo, aunque puede ser difícil, de ti depende convencerte de que puedes, eres capaz por tanto lo harás, a veces no se ve a simple vista, pero tras escarbar entre las dificultades hallas las respuestas y tomas decisiones, comienzas a caminar, das unos pasos que no son siempre los correctos, quizás no has sabido interpretar las señales y de repente te encuentras en un laberinto, entre círculos, zigzags, recodos, buscas la salida, frente a las dificultades aceptas tu error y ves el aviso de que hay que seguir avanzando por otro lugar, retomas la marcha, te enfrentas a nuevas experiencias, que son tus pasos, las huellas de este viaje que se llama vida, aunque no todos los paisajes son bonitos, coloridos ni dulces, merece la pena salir a disfrutarla, luchar en cada batalla, sumergirse en las aguas de las vivencias y no quedarse viéndola pasar tras el cristal de los miedos, la intolerancia, la falsa moralidad, las autolimitaciones antes de que un día mires a tu alrededor y te preguntes ¿qué hice con mi vida?, pero el tren ya no pare en tu estación.

La vida y sus cambios de color

La vida puede cambiar de color, no es un sinsentido, dependiendo de como te sientas en cada momento.

Todos pasamos por etapas buenas o menos buenas, vivencias que nos dan luz o nos ensombrecen, situaciones chispeantes o apáticas, momentos de paz o auconflico, cada situación tiene una tonalidad, yo compararía el ánimo con una paleta de color según la personalidad de cada uno la verá con un tinte u otro.

Las etapas en gris suelen ser las más complicadas, son en las que te sientes más vulnerable, se llega a ese estado por infinidad de causas desde fracasos personales, pérdidas emocionales o materiales, problemas de salud, laborales que te pueden a pesar de tu resistencia y debes luchar contra ti y los elementos externos e ir pasando por la escala de colores de la superación hasta llegar a recobrar  el color de tu esencia, que es cuando consigues remontar el vuelo y seguir tu rumbo.