Archivo | febrero 2016

Somos seres únicos

 

Somos sentimientos, sensaciones, motivos, derechos, injusticias, errores, aciertos, sonrisas, lágrimas, agotamiento, paz, somos humanos.

Intentamos encauzar nuestras vidas, sin proponérnoslo luchamos por unos objetivos invisibles que son los que nos recargan las pilas en esa carrera llamada vida, quizás el amor sea el motor más potente, amor a los hijos, a la familia, amigos, el amor de pareja tan codiciado, cuanto se añora cuando no se tiene y como se puede maltratar y menospreciar por algunas personas incapaces de valorar lo afortunados que son al tener cerca a un ser que daría todo por ellos.

El comportamiento humano es difícil de entender, posiblemente la educación, los ejemplos, las costumbres pueden definir la forma de ser de cada uno pero tenemos la capacidad de meditar si realmente esa herencia emocional es la que debemos seguir, la que se adapta a nuestra esencia o continuar nuestra andanza desviando la ruta, forjando nuestro propio modo de ser, de actuar, de ver la vida sin menospreciar a los que nos ayudaron a dar los primeros pasos pero lo que para ellos eran huellas marcadas para nosotros pueden ser simplemente tropiezos o al contrario, somos el resultado de sumar y restar entre lo positivo y negativo en nuestro aprendizaje, nunca el copiar el modo de preceder ajeno aunque sea de nuestros ancestros ha sido acertado, cada uno somos seres únicos con nuestras características particulares.

© Derechos reservados

El amor ese sentimiento tan hermoso pero en ocasiones tan cruel.

 

El amor ese sentimiento tan hermoso pero en ocasiones tan cruel.

Vivir enamorado, amar y ser amados ese es el estado más dulce con el que todo ser humano sueña y no siempre se consigue.

Conocemos a alguien que nos hace vibrar, una grata sensación nos recorre enteros, volamos sobre nubes de todo es placido y bonito, la vida es bella nos hemos enamorado, el tiempo pasa, nos aferramos a eso que nos endulza los días pero no todos seguimos soñando hasta el final, porque los sueños no son eternos para muchas personas.

Tras compartir un camino más o menos largo no siempre fácil de repente ves frente a ti un ser al que no conoces como pensabas, no siempre es culpa del otro sino de los dos, descubres que la magia no existe, quizás nunca existió tan solo fue un breve encantamiento y de eso ha pasado uf demasiado, ese amor puede transformarse en cariño o en un asfixiante vacío del que es necesario huir antes de que se convierta en odio y dolor.

En cualquier caso seguiremos suspirando por amor, esperando a que llame a la puerta de nuestro corazón el ser especial que nos tome de la mano para componer las más maravillosas estrofas, el humano está hecho para vivir bajo el influjo del amor
© Derechos reservados

Compartir la vida o ahuyentar la soledad.

En miles de ocasiones me pregunto si realmente los humanos estamos hechos para vivir compartiendo nuestro espacio personal.

La gente vive obsesionada por encontrar a alguien que llene sus vacíos, con el tiempo es probable que esa persona que tenemos ahí junto a nosotros, en nuestra cama, mesa, caminando a poca distancia , se limita a eso ocupar espacios, es como una costumbre que habla, duerme, come ,a la que nos debería de unir un vinculo afectivo, para mi es amarla de forma transparente, al comienzo ese amor loco, divertido, con los años se apacigua pero sigue esa complicidad picara , despues es una mutua ayuda pero engarzada siempre en ese amor que ha madurado en el que solo importa el bienestar del otro que se mantiene hasta el fin

Quizás porque nos limitamos a ahuyentar la soledad y no a amar y amarnos profundamente nos complicamos la vida, a los años sentimos que la persona que elegimos tiempo atrás no nos da lo que necesitamos o nos invade y lo fácil es salir a buscar un espejismo, que ni siquiera nos acompaña sin pensar en luchar por lo que ya hemos creado, eso esta ahí pero puede que un día se canse y perdamos todo por nada, solo por querer algo nuevo pero vació,

Quien vive en compañía ansia la libertad , el que su vida es solitaria por diversas razones, por lo general busca compañía contra viento y marea sin preguntarse el porque de esa soledad de los errores se aprende y posiblemente hay personas que tropiezan en la misma piedra por no perder un poco de tiempo en reflexionar, algunos entenderían que por su modo de ser la soledad es la mejor opción.

Cada vida es como es, existen dos caminos o aceptar y solucionar los situaciones según van llegando o cortar de raíz y recomenzar.

© Derechos reservados