Archivo | agosto 2015

Agigantarse ante un pequeño sin pretensiones

Featured image

Hay que aprender del que sabe más, es cierto, también lo es que nadie nace enseñado, aunque por muy sabio que se crea alguien ya sea por su larga experiencia o a  su criterio buen hacer en una actividad lo coherente no es   hacer sentir a otro que da sus primeros pasos, osea un aprendiz o simplemente aficionado,  como a un inepto o ignorante,a mi modo de ver, las críticas siempre se agradecen cuando su propósito es intentar enseñar, enriquecer , orientar a esa persona que  emplea su tiempo realizando una tarea, que tan solo es un pasatiempo y  posiblemente nunca pasara de ese estado.

El agigantarse  ante un pequeño sin pretensiones  no demuestra la valía de  ese ´ser superior` sino más bien una falta de ética dejando entrever su poca calidad como ser humano, utilizar unas palabras desmotivadoras pueden ser la causa del  abandono de  algo que llena pero te llevan a pensar que te queda grande,  desde mi más profunda ignorancia  creo que para ayudar a crecer a alguien en cualquier aspecto hay que aconsejar respetando y con la sutileza innata en  las personas ricas de alma y mente.

Anuncios

Tratar a los demás con la misma dignidad y respeto que exigimos

Featured image

Es inevitable cruzarnos con personas soberbias y egocéntricas,que sin ser más ni menos que otros, personas al fin y al cabo, acostumbran a mirar a los demás por encima del hombro, quizás se sienten superiores por lograr algo o por que su modo de ser es este, que posiblemente limita sus relaciones humanas porque siempre se creen dueños de la razón, incapaces de aceptar que en un momento dado son uno de tantos.

Estás personas son difíciles de tratar pues cualquier comentario, gesto lo suelen tomar como algo personal, sacando a relucir lo peor de ellas llegando a ser intolerantes e incluso un tanto zafias, su afán de protagonismo les lleva a pretender contra viento y marea ser el único centro de interés, el sol debe brillar incluso en la tormera.
Con el tiempo, la vida les enseña y no siempre  de la mejor de las maneras, que hay que aceptar y tratar a los demás con la dignidad y respeto que ellos exigen para si mismos.

Quizás deberían dedicar un tiempo a reflexionar, a buscar en su interior el motivo que los ‘eleva’ de ese modo, si realmente son superiores a nadie, pudiera ser que prefieran mirar por encima del hombro menospreciando a quienes consideran posibles iguales o mejores que ellos, porqué no son más que personas de baja autoestima, complejo de inferioridad que ocultan sus defectos, como seres humanos que son, bajo esa falta de humildad e intolerancia.
Magda Jardí
© Derechos reservados

Amistad , nada nuevo que contar…

226

Se dice que el que tiene un amigo tiene un tesoro y es bien cierto saber que se tienen   personas en quien confiar, con las puedes contar en lo bueno y en lo malo es un regalo muy preciado de la vida, pero lo que está bien claro que a los amigos hay que cuidarlos, con esto no quiero decir vivir pegado a esas personas, si no tratarlos con cariño, hacerlos participes de situaciones que sean de su  agrado, estar cerca pero con la sutileza necesaria para no invadir su terreno personal, nunca dejarlos al margen de algo  que sabemos les interesa con la intención de brillar sobre ellos, tampoco hay que pretender tener exclusividad, un amigo no es propiedad de nadie, cada cual tiene sus costumbres y otros círculos en los que se mueve sea por trabajo o aficiones.

Cuando la amistad es sincera no muere a pesar de que por diferentes motivos  exista cierto alejamiento, sabiendo que de todos modos se está ahí,  pero si se agrieta y debilita cuando se traiciona la confianza, cuando nos distanciamos porque pensamos que hemos encontrado a otras personas que en un  momento nos deslumbran  pero con el tiempo nos damos cuenta de que solo fue un espejismo y llamamos nuevamente a su puerta, no podemos esperar que todo sea igual que antes, se ha demostrado lo poco que valorábamos a esa persona al  ignorarla o dejarla en segundo plano.

Seguramente, si alguien dedica unos minutos a esta parrafada pensará que no he descubierto nada nuevo a cerca de la amistad, es cierto, con esto simplemente he querido decir lo necesarios que son los amigos, no por tener más que otros eres mejor persona, amigos de verdad se cuentan con los dedos , pero ante todo no olvidar que si esa amistad no se cuida y respeta  se diluye como el humo.